Ailyn Ríos
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Con Inteligencia Artificial, machine learning y servicios en la nube, la empresa mexicana Human Technologies Service (HAT) desarrolló una prótesis biónica de mano.
La prótesis permite recuperar movilidad y reconocer texturas, temperaturas y presión con que se debe tomar un objeto por sus sensores inteligentes, dijo Álvaro Ríos, CEO y cofundador de HAT.
Los sensores de la prótesis van pegados al muñón del paciente y mandan información a la mano biónica para que realice los movimientos, explicó.
Al conectarse a internet, accede a la nube donde la Inteligencia Artificial y el machine learning aprenden y ejecutan los comportamientos de la mano.
La mano biónica de HAT es delicada como para tomar un huevo sin romperlo y fuerte como para hacer trabajos de mecánica automotriz, aseguró Ríos.
Además, puede realizar siete de los 27 grados de libertad que tiene la mano.
Cada dedo de la mano se mueve de forma independiente y pueden realizarse 95 por ciento de las actividades.
El reto para integrar más motores a la mano biónica que permitan aumentar la escala de movimiento está en el espacio que ocupan los sensores y la energía que requeriría para operar, agregó Ríos.
La batería de la prótesis dura un día y se puede cargar en dos horas y cuando el paciente está en cierto reposo, como ver televisión, leer o escribir en computadora.
La inversión es de 2 mil millones de pesos, más la realizada en investigación.
El costo en el mercado va de 7 mil a 20 mil dólares, dependiendo de las funcionalidades y la tecnología.
HAT cuenta con el apoyo de la comunidad científica internacional y se está consolidando como la primera empresa Latinoamericana de Biónica, compitiendo en mercados liderados por Alemania y Estados Unidos.