El Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial se manifestó en contra de la desaparición de los organismos autónomos, se debe evaluar la confianza que se ha ganado como país a través de esas instituciones y si deciden que no funcionen más se perderá un gran avance para la atracción de la inversión extranjera.
Alberto Aldape Barrios, director del CIDE, señaló que con la pretensión de eliminar la operación de los organismos autónomos, no sólo se lastima el Instituto de Acceso a la Información, o bien aquellos relacionados con la regulación de la energía o en su momento que vayan en contra del Instituto Nacional Electoral.
Todos esos órganos independientes y ciudadanizados han dado la confianza para que se lleve a cabo una actividad económica transparente, equitativa y que se llame a rendir cuentas a los diversos niveles de gobierno. Si se les saca de la jugada en el contexto nacional se dará un retroceso de 30 años, advirtió.
Antes de que el Congreso de la Unión defina su decisión sobre si opta o no eliminarlos, los organismos ciudadanizados, la iniciativa privada junto con los partidos políticos que no estén de acuerdo con esa medida tendrán que presentar sus argumentos para que se tome la mejor decisión para todo el país.
Si el Congreso Federal a través del partido mayoritario aprueba esa iniciativa de ley, entonces se deberán tener los argumentos legales para presentar una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la nación, recalcó el titular del CIDE.
Agregó que luego de que este gobierno federal canceló la construcción del aeropuerto internacional de la Ciudad de México, la empresa cervecera en Mexicali, así como el desarrollo de energía limpia, pone en entredicho todos los contratos que se dieron a las subastas para la exploración y explotación de petróleo.
Estas situaciones habían puesto a México en una coyuntura donde la iniciativa privada no quería invertir sus dineros en nuestro país, alertó.
Si a esto se le añade que los organismos autónomos que son un contrapeso al Estado al ser independientes del gobierno federal permiten evaluar a las dependencias gubernamentales, si se eliminan se enviara un mensaje a la ciudadanía, al país y a los inversionistas extranjeros que se vive un momento de concentración de poder que no se garantiza el marco legal de México, puntualizó.