Víctor Osorio
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Imágenes capturadas por el satélite Copernicus Sentinel-2, de la Unión Europea, muestran la disminución de la superficie de los cuerpos de agua del antiguo oasis de Cuatro Ciénegas, en Coahuila.
Considerado el el humedal más importante del Desierto de Chihuahua, destaca el Programa Copernicus, alberga importantes especies endémicas y su singularidad geológica puede ayudar a los científicos a estudiar el cambio climático, el origen de la Tierra y la probabilidad de vida en Marte.
«Los agricultores han realizado actividades en el humedal, incluido el cultivo de alfalfa, durante cientos de años. Sin embargo, las estimaciones sugieren que desde 1985, alrededor del 40 por ciento de los estanques y lagunas superficiales han desaparecido como resultado de la actividad agrícola», alerta.
En la sección «La imagen del día» de su sitio web, el programa comparó el pasado martes el aspecto del oasis de Cuatro Ciénegas en marzo de 2017 y en marzo de 2024, observándose una pérdida de masa de agua en el sitio.
Cuatrociénegas fue declarado Área de Protección de Flora y Fauna en 1994 y está clasificado como humedal de importancia internacional por la Convención de Ramsar.
«El sistema hidrológico superficial se mantuvo aislado, debido a que el valle forma una cuenca cerrada. Sin embargo, para fines de aprovechamiento del agua fue interconectada artificialmente por medio de canales con los municipios de Lamadrid y Sacramento ubicados al oriente de Cuatrociénegas, explica una página de la Semarnat.