Oscar Luna
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En este Jueves Santo, en al menos tres entidades del país fueron desalojados grupos que vacacionaban en ríos o playas en medio de la emergencia sanitaria por el Covid-19.

En Colima, alrededor de 60 personas originarias de Zacatecas estaban acampando en las inmediaciones del Río Armería, luego de que las playas de todo el estado fueron cerradas.

“Iban a acampar a la playa, pero dada la situación que impera por la emergencia sanitaria del Covid-19, buscaron un lugar para acampar, vieron ahí solo y decidieron llegar ahí”, informó Ricardo Ursúa, director de Protección Civil Estatal.

El funcionario afirmó que a los zacatecanos se les explicaron las disposiciones de los Gobiernos federal y estatal respecto al resguardo domiciliario y la suspensión de actividades no esenciales.

“Ellos aceptaron retirarse de ese lugar y trasladarse a su Estado de origen, recogieron sus cosas y se fueron”, dijo.

Autoridades estatales dieron parte a la Guardia Nacional para que apoyara la supervisión del traslado hasta que salieran de Colima.

En Sinaloa, policías estatales desalojaron a personas que estaban en playas de los municipios de Guasave, San Ignacio y Navolato.

En las playas de Altata y Nuevo Altata, Navolato, fueron detectadas familias en campamentos y embarcaciones.

En las playas de Bellavista y Las Glorias, Guasave, se ordenó el retiro de varias personas, algunas de ellas en cuatrimotos, al igual que en las playas Barras de Piaxtla y Lomas del Mar, en San Ignacio.

También, con apoyo de la 4ta Zona Naval de la Marina, se realizan recorridos marítimos a bordo de una patrulla interceptora para localizar embarcaciones.

En Morelos, la Comisión Estatal de Seguridad Pública lleva a cabo rondines por aire en los ríos que atraviesan en la entidad, principalmente los ubicados en los municipios de Yautepec, Jojutla, Jiutepec, Cuautla y Tlaltizapan, para pedir a la gente quedarse en sus hogares.

Además, recorren por tierra mercados, paraderos y plazas públicas.

El Ayuntamiento de Yautepec desalojó a decenas de visitantes que acudieron al río en la Colonia La Tehuixtlera.

En el espacio había incluso un negocio de micheladas, el cual fue cerrado y desalojado por las autoridades.