Mediante un hermético operativo realizado el domingo por la mañana, fueron trasladados un total de 80 reos que se encontraban en el Cereso para Varones y Cereso Femenil “Aguascalientes”, hacia el Cereso para Varones “El Llano” y a tres Ceferesos ubicados en diferentes estados del país.
Este operativo tuvo como principal objetivo el disminuir la población penitenciaria que había en el Cereso para Varones “Aguascalientes”, ya que estaba a punto de llegar a su límite de ocupación.
Bajo estrictas medidas de seguridad, 50 personas fueron trasladas al Cereso para Varones “El Llano”, todas ellas al haber recibido una sentencia.
Mientras que 30 reos más que estaban bajo procesos federales, fueron canalizados a Ceferesos ubicados en diferentes estados del país.
Se trata de 20 hombres y 10 mujeres que eran consideradas de alta peligrosidad. En su mayoría, personas relacionadas con la delincuencia organizada y que fueron detenidas por su participación en ejecuciones, delitos contra la salud y portación de armas de uso exclusivo. Algunos son integrantes del CJNG y otros más del Cártel de Sinaloa.
En el operativo que fue encabezado personalmente por el secretario de Seguridad Pública del Estado, comisario Porfirio Javier Sánchez Mendoza, participaron policías estatales del Grupo de Operaciones Especiales (GOPES), de la Policía Penitenciaria y la Policía Procesal, apoyados desde el aire por el helicóptero “Águila Uno” de la Policía Estatal.
Cabe destacar que el traslado por carretera se efectuó en total apego a los derechos humanos y con las medidas de salud establecidas por la contingencia sanitaria.