Una niña de 8 meses resultó gravemente intoxicada, luego que accidentalmente ingirió un envoltorio con metanfetamina al confundirlo con un dulce.
El lunes a las 05:07 de la madrugada, unos policías estatales fueron interceptados en la avenida Constitución y esquina con la calle Puente de Calderón, en el fraccionamiento Libertad, por una mujer de nombre Yessica Alejandra, de 23 años, quien les pedía ayuda para trasladar a su hija al hospital.
Les manifestó que había dejado a la niña al cuidado de su madrina, pero tomó un envoltorio que contenía metanfetamina que estaba sobre una mesita, el cual ingirió al pensar que se trataba de un dulce y se provocó una severa intoxicación.
Los policías estatales la trasladaron al área de Urgencias de la UMF No. 10 del IMSS. Sin embargo, por carecer de médicos pediatras, fue canalizada al Hospital Tercer Milenio, donde personal médico logró estabilizarla.