Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Pese a las medidas de sana distancia para evitar contagios de Covid-19, algunas playas de la Zona Diamante de Acapulco, Guerrero, lucieron este Sábado de Gloria con decenas de turistas.
Ante la llegada de paseantes, elementos de la Guardia Nacional realizaron acciones de difusión en los accesos carreteros y aéreos para informar que los espacios públicos de la entidad permanecen cerrados.
“Son bienvenidos pero deben quedarse en casa, indicó el Gobernador Héctor Astudillo en su cuenta de Twitter.
El viernes pasado, elementos de la Secretaría de Marina y Policía estatal recorrieron esa zona de Acapulco para supervisar que estuviera libre de turistas e invitarlos a permanecer en casa.
Desde el 2 de abril, las playas de este destino fueron cerradas por decreto hasta el 30 de abril.