En el municipio de Rincón de Romos, los elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado evitaron que una familia sufriera una extorsión telefónica. A una madre de familia le estaban haciendo creer que tenían privada de su libertad a su hija y le pedían una fuerte suma de dinero.
Los hechos fueron reportados a las 02:20 horas, por la señora Martha, de 42 años de edad, quien recibió una llamada para informarle que habían privado de su libertad a su hija Alejandra, de 22 años de edad y la amenazaron que si no pagaba 50 mil pesos, entonces no volvería a verla con vida.
Tras pedirle que ya no contestara el teléfono y tampoco hiciera algún depósito, los elementos policiacos se dieron a la tarea de buscar a la joven, quien más tarde fue localizada sana y salva en el municipio de Pabellón de Arteaga, a donde se trasladó por sus propios medios, luego de recibir una llamada telefónica donde la amenazaron con acabar con la vida de todos sus familiares si no obedecía las indicaciones que le iban a dar.