De nueva cuenta la Secretaría de Seguridad Pública del Estado logró frustrar un secuestro virtual, al localizar a una joven que mediante engaños fue obligada a salir de su domicilio, mientras que a su familia pretendían extorsionar telefónicamente al hacerle creer que la tenían privada de su libertad.

Fueron poco más de cinco horas de pesadilla lo que vivió una familia de la colonia Santa Cruz, en el municipio de Cosío.

Todo inició a las 17:00 horas, cuando familiares de una joven identificada como Evelyn Guadalupe, de 20 años, se comunicaron al número de emergencias 911, para reportar su secuestro.

Los policías estatales y policías preventivos de Cosío acudieron hasta el domicilio de la joven, donde se entrevistaron con una mujer de nombre Brisia Leticia, de 39 años, quien comentó que estaba recibiendo llamadas telefónicas de una persona que dijo ser integrante de un grupo delictivo, el cual le aseguró que tenían secuestrada a su hija y tenían que pagar 300 mil pesos para poder regresarla con vida.

Fue a través de la Policía Cibernética, que se descubrió que los números desde donde se hacían las llamadas y eran el 458 106 9869 y 493 468 6969, ya los tenían registrados debido a que desde los mismos ya habían pretendido extorsionar a otras personas.

Cuando le comentaron a la mujer que se trataba de una extorsión, ésta les comentó que su esposo y papá de la joven, de nombre Armando Ausencio, de 41 años de edad, ya se había trasladado a una tienda Oxxo para realizar un primer depósito.

Lo anterior generó la rápida movilización de policías preventivos de Cosío, quienes localizaron al hombre en la tienda de conveniencia y evitaron que hiciera el depósito.

Fue hasta las 22:30 horas cuando los policías estatales finalmente se pudieron localizar a la joven Evelyn Guadalupe, cuando caminaba por la avenida Progreso y esquina con la calle Castorena, en la Zona Centro de Cosío, por lo que procedieron a su aseguramiento y enseguida la trasladaron hasta su domicilio.