Diana Gante
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El desabasto de gas natural que sufrió la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en febrero pasado, y que dejó sin energía a varios estados del País, costó a la empresa estatal 65 mil millones de pesos.
Edmundo Sánchez, director corporativo de Finanzas de la CFE, explicó que tuvieron pagar para que les entregarán la molécula al mismo tiempo que se combatía la emergencia.
“Los técnicos se tardaron no más de 72 horas, y digo técnicos porque la hazaña no fue de un servidor, sino del área técnica de los albañiles y electricistas mexicanos que en 72 horas le dieron la vuelta a la página, encontraron la cuadratura del círculo y volvió a haber fluido eléctrico.
“La parte negativa o triste fue para un servidor. Al área de Finanzas le costó 65 mil millones de pesos tapar el chipote (porque) entregabas cheque por adelantado, cheques certificados (…) era el mercado del trueque: tú me das y yo te doy”, explicó en conferencia.
Comentó que se dudó de la capacidad financiera de la CFE para soportar las transacciones que se hicieron durante la madrugada ante la emergencia.
“Afortunadamente se pudieron conseguir los financiamientos, los flujos de efectivo para tapar el costo de 65 mil millones de pesos; pero en la dirección de Finanzas estamos esperando ver quién nos va a pagar el chipote (…) no ha entrado ni un peso en caja para reparar ese quebranto”, añadió.
Sánchez dijo que la crisis de febrero los obligó a implementar medidas de austeridad, de eficiencia, redistribución de recursos.