Por lo impactante del suceso de derrumbe de la finca ubicada en la calle Eduardo J. Correa y por estar dedicada al giro de bares, la Dirección de Reglamentos del Municipio de Aguascalientes acudió al lugar de los hechos, a temprana hora, e informó que para emitir las licencias a establecimientos con venta de alcohol deben presentar las constancias de cumplimiento de Protección Civil Municipal y la Secretaría de Desarrollo Urbano Municipal (SEDUM).

José de Jesús Aranda Ramírez, titular de la dependencia, informó que una gran cantidad de establecimientos de vida nocturna operan en casas antiguas protegidas por el Instituto Nacional de Antropología e Historia. Al referirse al derrumbe de “Casa Segunda”, explicó que Reglamentos no intervendrá en el caso, ya que le compete a Protección Civil Municipal y a SEDUM. Además, explicó que esas dos instancias, cada año, en coordinación con el área de Verificación, realizan los diagnósticos pertinentes de las instalaciones de cada uno de los establecimientos reglamentados y al terminar envían los resultados a la Dirección de Reglamentos, ya que esas constancias son necesarias e indispensables para renovar las licencias correspondientes.

José de Jesús Aranda Ramírez sostuvo que año tras año, la dependencia a su cargo solicitan las constancias de Protección Civil Municipal y de la SEDUM a cada uno de los propietarios, para que entreguen los diagnósticos estructurales y de diversa índole, a fin de que se les emita la licencia anual reglamentada.

Hay 4,496 licencias reglamentadas en 80 giros, de las cuales 240 operan en el polígono del centro citadino y entre ellas se encuentran restaurantes, bares, antros, cantinas, hoteles, tiendas de abarrotes y de conveniencia, todos con autorización para la venta de bebidas embriagantes cerradas o abiertas, según el caso.