Con unos cincuenta años a cuestas desde su fundación y luego de varias batallas libradas por los vaivenes de la industria del entretenimiento, el cinema Dorado 70, –como originalmente se llamó–, convertido luego en los Multicinemas, ubicados en López Mateos, entró esta semana en proceso de demolición tras muchos años de inactividad. Matinés, estrenos, permanencias voluntarias, tardes y fines de semana de diversión frente a la pantalla, quedan en el recuerdo.