Isabella González Von Hauske 
Agencia Reforma

Washington DC, Estados Unidos.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador depositó este miércoles una ofrenda floral en el monumento al ex Presidente de Estados Unidos, Abraham Lincoln, como parte de sus actividades en ese país.

Con este acto, el Mandatario dio inicio a su visita oficial de trabajo en este país, que contempla reuniones con su homólogo, Donald Trump, las delegaciones de ambos países y una cena con líderes empresariales.

El Jefe del Ejecutivo arribó esta mañana al Memorial Lincoln para homenajear al Presidente de Estados Unidos que puso fin a la esclavitud al promulgar su abolición en 1863.

El Presidente mexicano ha expresado su admiración por Lincoln y, además de citar sus frases, ha comparado algunas de las acciones de su Gobierno con decisiones tomadas por el que fuera el décimo sexto Mandatario de la Unión Americana.

Tras la ceremonia, en la que fue colocada una corona, el político tabasqueño realizará un recorrido guiado por el lugar, donde no sólo se encuentra la estatua de mármol de casi seis metros de alto, sino también la emblemática escalinata donde Martin Luther King pronunció el histórico discurso del 28 de agosto de 1963, con la frase “Yo tengo un sueño”.

López Obrador se trasladará después hasta el monumento al ex Presidente de México, Benito Juárez, ubicado a unas cuadras de la Casa Blanca, donde también colocará una ofrenda floral y realizará una guardia de honor.

En innumerables ocasiones el Mandatario ha manifestado su admiración por Juárez, a quien cita prácticamente en todos sus discursos y al que considera ejemplo a seguir y el mejor Presidente de México.

Tras otro recorrido en torno a la estatua de bronce, obsequiada por el Gobierno mexicano a Estados Unidos en 1968, López Obrador se trasladará hasta la Residencia de México en Washington, donde sostendrá un almuerzo privado en el que servirán cochinita pibil, ropa vieja, calabacitas a la mexicana, frijoles, arroz blanco, plátanos machos fritos, rajas con crema y guacamole, además de postres como flan y pay de limón.

En estos actos, el Presidente López Obrador estuvo acompañado por el Embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, y por los integrantes de la delegación mexicana: los Secretarios de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y de Economía, Graciela Márquez; la Embajadora de México en Washington, Martha Bárcena, y Alfonso Romo Garza, jefe de la Oficina de la Presidencia.