Ante el alarmante crecimiento de la delincuencia en el país y que comienza a afectar a personas inocentes y con esto, atenta contra la tranquilidad social, es pertinente reiterar la exigencia a las autoridades federales y estatales, a que haya una mayor coordinación y se garantice la seguridad a la ciudadanía, pues está claro que el esquema de “abrazos y no balazos” no ha funcionado, expresó el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Raúl González Alonso.

Es una situación desafortunada la ocurrida a una familia de aguascalentenses que fue ultimada de manera cruel en el vecino estado de Zacatecas, mientras se trasladaban a otra parte del país, y si bien esto no ocurrió en territorio local, es menester señalar que es un tema recurrente en varias partes de la República.

Refirió que hay cifras que son por demás preocupantes pues “en nuestro país, asesinan al menos a 500 personas a la semana, lo cual es una cifra catastrófica, terrible; y nos parece lamentable que el encargado de la seguridad en el país, el titular del Ejecutivo, desestime las cifras y salga con frases que en este momento son absurdas, son ridículas, como la de ‘abrazos, no balazos’, que ha demostrado la falta de efectividad”.

Y si bien resulta imposible dejar de viajar hacia las distintas partes del país, ya sea por negocios o placer, lo que está claro es que se debe ser suficientemente cuidadosos y exigir que a nivel federal se redoble la seguridad en carreteras para que se pueda transitar libremente y con tranquilidad.

Esto, porque las condiciones actuales no permiten, no sólo a los empresarios, sino a los ciudadanos en general que se pueda transitar con tranquilidad y paz por las carreteras, sin sentir el temor o la incertidumbre de lo que pudiera ocurrir en el trayecto.

Si bien hay una nueva instancia de seguridad, como es la Guardia Nacional, no se trata sólo de crear más de estas dependencias, sino que las encargadas de atender este rubro, tanto estatales, como federales hagan lo que les corresponde para que se dejen de presentar hechos lamentables, en los que se atente contra gente inocente como sigue ocurriendo.

González Alonso subrayó que no se debe permitir que la delincuencia organizada pretenda presionar a las autoridades violentando la tranquilidad de las entidades, y por ello es que “exigimos que se aplique mano dura y firme, para que se retorne la paz y la tranquilidad al país en general. En Aguascalientes, a pesar de las vecindades tan violentas que tenemos, los hechos están un poco más contenidos”.