Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Capacitadores, supervisores y empleados de juntas distritales del INE reportan la presencia de morenistas en el simulacro que realizó este domingo el organismo sobre el Sistema de Información de la Jornada Electoral (SIJE) y Programa Preliminar de Resultados Electorales (PREP).
Esto ha provocado que en el personal del INE y los ciudadanos que serán funcionarios de casilla se sientan presionados e intimidados, pues reportan que los cuestionan sobre su actividad el día de la jornada electoral, su profesión y les toman fotografías.
Las entidades donde se han recibido reportes son Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Estado de México –en 22 distritos–, Ciudad de México –siete distritos–, Hidalgo, Colima, Durango, Michoacán, Querétaro, Tlaxcala, Puebla, Jalisco, San Luis Potosí, Nayarit y Tamaulipas.
Los morenistas argumentan que realizan también, en esos mismos espacios, un simulacro con sus representantes de casilla, e incluso han pedido ser incorporados al ejercicio, lo que no está considerado por el organismo.
Lo anterior, pese a que el INE había informado a los partidos que sus representantes generales o de casilla podrían realizar recorridos el 24 de mayo.
La molestia entre el personal del instituto que está en campo ha motivado que consejeros soliciten a la Secretaría Ejecutiva del INE comunicarse con la dirigencia nacional de Morena para que su militancia no interfiera en las actividades en torno a los simulacros.

Preocupan renuncias
La preocupación en el organismo electoral es que los partidos presionen a funcionarios de casilla y capacitadores para que renuncien.
En un día, el INE tuvo que sustituir a 2 mil 835 funcionarios de casilla más, pues el pasado sábado las renuncias sumaban 560 mil 361, y ayer domingo ya eran 563 mil 196. Prácticamente todos han sido sustituidos.
Mientras que han renunciado 15 mil 291 capacitadores electorales, de los 42 mil necesarios, y mil 125 supervisores electorales, de los 7 mil requeridos. La mayor parte ya fue sustituida.
Sin embargo, a partir de esta semana, los que renuncien ya no podrán ser reemplazados, pues no se contará con sustitutos capacitados para esa actividad el 2 de junio.
El INE puso como candado que ni capacitadores ni funcionarios podían ser representantes de partidos, pero la preocupación es que la renuncia de funcionarios de casilla vaya a la alza y el día de la jornada electoral tengan que tomar a ciudadanos de la fila.