Cortesía Europa Press
Agencia Reforma

MADRID, España.-Las autoridades de la autoproclamada República Popular de Donetsk, en la disputada región del Donbás, en el este de Ucrania, ha denunciado este sábado que alrededor de un millar de residentes han fallecido en bombardeos del Ejército ucraniano desde principios de año.

Las milicias de Donetsk llevan años acusando a Ucrania de incumplir los sucesivos intentos de alto el fuego en la zona desde el conflicto abierto en 2014. Ucrania niega estas acusaciones y señala precisamente al otro bando como responsable de las hostilidades, así como a Rusia, por proporcionar apoyo a las milicias.

El reconocimiento por parte de Rusia tanto de Donetsk como de la también autoproclamada república de Lugansk como entidades independientes de Ucrania — que Kiev reconoce como zonas bajo su soberanía — fue uno de los catalizadores de la invasión rusa en territorio ucraniano a finales del año pasado.

La guerra en Ucrania se ha cebado especialmente en el Donbás, el frente oriental de los combates, donde Rusia ha centrado sus miras durante los últimos días tras relajar la presión en el centro-oeste del país y en la capital, Kiev.

En este sentido, las autoridades de Donetsk, según el balance recogido por la agencia de noticias rusa TASS, han disparado más de 30 veces durante el último día un total de 260 proyectiles que habrían dejado 34 civiles heridos.

En su último balance del viernes, Naciones Unidas ha constatado al menos 67 muertos y 246 heridos en los territorios de Donetsk y Lugansk controlados por las milicias desde el principio de la invasión.

¡Participa con tu opinión!