Oscar Uscanga
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Los operadores políticos del Canciller Marcelo Ebrard entregarán pruebas al dirigente nacional de Morena, Mario Delegado, sobre la intervención de líderes estatales e integrantes del CEN del partido para apoyar a aspirantes a la candidatura presidencial.
El diputado federal Emmanuel Reyes afirmó que el Presidente Andrés Manuel López Obrador desconoce que líderes morenistas están usando al instituto político para beneficiar a «algunas corcholatas», por ello, consideró, el Mandatario sostiene que no hay dados cargados, cuando sí los hay.
«Lo que el Presidente Andrés Manuel no sabe es que hay algunos dirigentes que están operando en los estados y que se están aprovechando de esta plataforma política que es la del partido, que se están aprovechando de los recursos de Morena, porque los dirigentes reciben un sueldo, y están cargando sus dados y sus preferencias hacia algún candidato o candidata», indicó en entrevista a Grupo REFORMA.
«Nosotros queremos garantizar la unidad del movimiento y para que se garantice, los dirigentes del partido tienen que sacar las manos, no pueden inclinarse ni pueden pedir el apoyo para uno o una de los aspirantes en los próximos meses, a quienes los hemos denominado las corcholatas».
El legislador por Guanajuato, quien ha hecho mancuerna con la senadora Malú Micher en la operación a favor de Ebrard, reconoció que Delgado ha mantenido un papel neutral.
Sin embargo, insistió, entre los 20 integrantes del Comité Ejecutivo Nacional y entre los delegados y presidentes en las dirigencias nacionales hay quienes mandan mensajes por teléfono o de manera personal aseguran que tal candidato es el favorito del partido y el Presidente.
«Tenemos hallazgos de algunos dirigentes, no quiero adelantar nombres, pero son algunas conversaciones de WhatsApp donde los dirigentes están pidiendo el apoyo para determinado personaje que aspiran a la Presidencia, tenemos evidencias de que hay algunos dirigentes que se apersonan como representantes del CEN para invitar a los eventos que han realizado en los estados. Además han estado convocando a reuniones para poder incidir, para que más gente se sume a este o aquel proyecto.
«Entonces, es lo que nosotros no vamos a permitir, cada quien tiene el derecho legítimo de poder participar, cada uno de los legisladores tiene derecho a involucrarse, pero también es cierto que los dirigentes de los partidos no pueden meterse», añadió.
El legislador afirmó que, si bien, los legisladores, tanto diputados como senadores, están impulsando la carrera de determinado aspirante presidencial, ninguno es dirigente ni usa recursos públicos para ello.
Por ejemplo, dijo, a Ebrard lo respaldan 140 diputados federales, así como decenas de congresistas locales.
«Pero hemos detectado algunos hallazgos en relación a que hay algunos dirigentes de partidos que han cargado ya los dados hacia alguno de los aspirantes y eso es lo que nosotros estamos denunciando.
«De ninguna manera estamos cuestionando las opiniones del Presidente Andrés Manuel ni tampoco su postura; (coincidimos con él) en que así es como debería de ser, que ningún dirigente del partido debería de inclinar los dados hacia ningún lado, pero también por ser un partido político que ha promovido el no mentir, no robar y no traicionar, debe ser acorde a sus principios», expuso
El equipo de Ebrard, advirtió, seguirá exigiendo una competencia equitativa y transparente, en la que no haya «cargada» y se garantice piso parejo.
Sin decir nombres de los aspirantes, aseguró que existen funcionarios que creen que porque el Presidente los abraza o elogia su labor, ya les está palomeando para ser los candidatos.
«Piensan que en por consecuencia es el elegido, y así anda andan promocionándoles en los principales estados. Nos ayuda muchísimo que el Presidente dice que no tiene ningún favorito y que al final del día lo que tiene que garantizarse es el tema de la encuesta», apuntó.