Mirna Ramos
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- Por no haber aclarado la estancia legal en el país de la Cybertruck que conduce, el Gobernador Samuel García fue denunciado penalmente por Carlos de la Fuente, coordinador de la fracción panista en el Congreso local.
El legislador presentó además una segunda denuncia contra de Ramiro Bravo, encargado de despacho del Instituto de Control Vehicular, por incurrir en presunto ejercicio indebido de funciones, por no impedir que un auto no registrado legalmente pueda circular.
De acuerdo con la denuncia presentada ante la Fiscalía General local, García habría incurrido en delitos contra la seguridad del estado y falsificación de documentos.
El pasado 18 de marzo, el Gobernador se mostró por primera vez circulando en el vehículo, que portaba placas de Texas.
Cuando salió a relucir que los vehículos importados sólo podían ser utilizados por el dueño o sus familiares, el Mandatario le cambió las placas por unas de demostración, de las que el ICV expide a las agencias automotrices para sus autos en venta.
El 17 de abril, REFORMA publicó que en Texas la camioneta aparece a nombre de Andrés Gerardo García Salazar, empresario del ramo automotriz que resultó ser vecino del Mandatario, en la Colonia San Patricio.
Ese mismo día, García reconoció que el vehículo le pertenece, pero siguió sin explicar su estatus legal.
«Estos hechos constituyen el encuadramiento de diversas conductas delictivas cometidas por el actual Gobernador del Estado en confabulación del C. Andrés Gerardo García Salazar», establece la denuncia de De la Fuente.