Fernanda Carapia
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR) cinco denuncias por lavado de dinero y delitos fiscales en contra de la Luz del Mundo y su líder Naasón Joaquín García.
De acuerdo con la dependencia, la Iglesia, a la que se refiere como “organizaciones sin fines de lucro (OSFL) con la denominación de actividades religiosas”, realiza actividades que no guardan relación con el objeto y los fines para las cuales fue constituida y ha omitido enterar a la autoridad hacendaria sobre sus ingresos.
Por tanto, señaló en un un comunicado, ha generado riqueza de manera ilegal y se ubica en un supuesto de comisión de delitos fiscales y operaciones con recursos de procedencia ilícita.
Las OSFL religiosas, indicó, ejecutan a través del sistema financiero nacional actos jurídicos con fines eminentemente lucrativos.
“Envían recursos financieros por cantidades significativas de dinero mediante transferencias internacionales a personas físicas y morales en países clasificados como paraísos fiscales”, detalló.
“Realizan transferencias financieras por altos montos, dirigidas a personas físicas y morales con las que no se identifica el tipo de relación”.
Además, agregó, reciben recursos financieros por concepto de intereses de diversos instrumentos financieros. Los recursos permanecen por poco tiempo en las cuentas.
Otras de las acciones irregulares detectadas son transferencias por montos elevados para el pago de tarjetas de crédito, vehículos y blindajes, que no son acordes al perfil y objeto de la organización.
“Una vez analizado el esquema con el que operaron las OSFL religiosas, se observa que realizaron reiteradamente actividades con fines eminentemente lucrativos, como la compra de inmuebles y acciones y el cobro de intereses, mismas que no guardan relación con el objeto y los fines para las cuales fueron constituidas”, apuntó la UIF.
Naasón Joaquín García enfrenta un proceso penal en Estados Unidos donde es acusado de abuso sexual, pornografía infantil y otros ilícitos.
El juicio se llevará a cabo el próximo año.