Staff
Agencia Reforma

NUEVA YORK, EU.-Joaquín “El Chapo” Guzmán se encuentra detenido en condiciones crueles e inhumanas, denunciaron sus abogados.
“Desde su llegada a Estados Unidos, el señor Guzmán ha sido mantenido en la prisión en unas condiciones crueles e inhumanas, equivalentes a una tortura física y mental”, acusaron los defensores del líder del Cártel de Sinaloa en un documento dirigido a las autoridades judiciales y recogido por varios medios en EU.
Guzmán cumple cadena perpetua por narcotráfico en la prisión de máxima seguridad de Florence, en el estado de Colorado. Ahí pasa la mayor parte del tiempo en una celda de unos 2 metros de ancho por 3.5 de largo, excepto dos horas a la semana en las que es trasladado por los guardias de la cárcel a un patio de 9 metros cuadrados.
Entre otras quejas, los abogados de “El Chapo” aseguran que su cliente solo habla español y que los funcionarios únicamente se dirigen a él en inglés, y sostienen que le han negado el acceso a canales en español y a programas de educación.
La calidad y cantidad de la comida y la limpieza de su celda son otros de los reclamos.
“Se ha quejado de la cantidad y calidad de las comidas y ha explicado que las porciones son mínimas y que se queda con hambre”, escribieron los abogados.
Ya en febrero de 2019, cuando su juicio estaba en marcha en un tribunal federal de Nueva York, su equipo de defensa calificó de “extremadamente restrictivas” las condiciones de su encarcelamiento cuando se encontraba en el Centro Penitenciario Metropolitano de Nueva York.