José Díaz Briseño
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU.-La Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, en inglés) denunció que están paralizadas las operaciones conjuntas de inteligencia contra el narco mexicano.
“En este momento (los cárteles) no le temen a ningún tipo de Policía o Ejército dentro de México”, dijo Matthew Donahue, el subjefe de operaciones antinarcóticos del la DEA.
“Estamos dispuestos a compartir (inteligencia) con nuestras contrapartes en México, pero ellos mismos tienen demasiado miedo de siquiera involucrarse con nosotros”, dijo Donahue en entrevista con la radio estadounidense NPR.
En diciembre pasado, el Congreso mexicano reformó la Ley de Seguridad Nacional para regular la actividad de los agentes extranjeros en el país.
Tras su aprobación, la DEA externó su descontento y ayer Donahue confirmó que ya no hay colaboración.
“(Hay miedo de agentes mexicanos) debido a las repercusiones por parte de su propio Gobierno si los cachan trabajando con la DEA”, dijo ayer el mando antidrogas.
Las restricciones a las actuaciones de agentes extranjeros fueron aprobadas en diciembre por el Congreso mexicano tras la captura y posterior liberación del ex Secretario de la Defensa Salvador Cienfuegos por parte del Departamento de Justicia de EU al llegar a territorio estadounidense.
Desde 2019, fiscales federales en la ciudad de Nueva York habían logrado convencer a un Gran Jurado a emitir una acusación contra Cienfuegos por cargos de narcotráfico, situación que eventualmente derivó en su captura tras aterrizar en Los Ángeles, California en octubre de 2020.
Calificado por el Canciller Marcelo Ebrard como un factor que dañó la confianza en EU dado que la Administración del entonces Presidente Donald Trump no compartió con México la acusación, el arresto culminó en la liberación de Cienfuegos en noviembre luego de la presión del Gobierno mexicano.
En enero de este año, antes de la llegada de la Administración Biden, el Departamento de Justicia de EU había ya mostrado su molestia ante la publicación de parte del expediente judicial contra Cienfuegos luego de que el Presidente López Obrador así lo solicitara en una conferencia matutina.