Abel Barajas 
Agencia Reforma

CDMX.- Emilio Lozoya rechazó ser responsable del delito de lavado de dinero y de haber recibido un soborno de Altos Hornos de México (AHMSA) para aprobar la compra que hizo Pemex de la planta “chatarra” de Agronitrogenados.

Tras ser informado de la imputación, el ex director de Pemex también negó que hubiera usado dinero de ese soborno para adquirir su casa de Lomas de Bezares, en la Ciudad de México, la que incluso aseguró que reportó en su declaración patrimonial ante la Secretaría de la Función Pública.

“Agradezco se me informen los hechos que se me imputan”, dijo en audiencia en el Hospital Ángeles del Pedregal.

“Mi compromiso fue renunciar al juicio extradición para que se aclare mi situación jurídica y en el momento de la exposición de datos de prueba, demostraré que no soy responsable ni culpable de los delitos que se imputan”.

Aclaró que el inmueble al que se refiere la FGR fue declarado ante la Función pública desde que comenzó su gestión en Pemex.

“Respecto a los recursos que se imputan, lo aclararé al momento de presentar los datos de prueba”, añadió.

Tras la intervención de Lozoya, en punto de las 10:58 horas, el juez de control Artenio Zúñiga Mendoza decretó el primer receso de esta audiencia inicial.