Selene Velasco
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- A la pérdida de un familiar por Covid-19 le sigue un calvario burocrático que obliga a esperar un mes en promedio para obtener el acta de defunción.
Pese a que la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, aseguró en los últimos días que la atención es inmediata, REFORMA comprobó la tardanza en quioscos, módulos y juzgados.
Esther es una de las afectadas. Perdió a su madre el 25 de diciembre de 2020 y al 19 de enero no había obtenido su acta de defunción. Fallas en el sistema y hasta falta de papel han sido los argumentos de los encargados del trámite.
La mujer fue prevenida por la agencia funeraria de que debía esperar ocho días hábiles al menos, por lo que acudió después de ese plazo a módulos de Tesorería, quioscos y juzgados, sin resultado, por lo que optó por tramitarla en línea, pero tampoco le ha funcionado.
“Debía estar para el 7 de enero, fui el 8 a cuatro módulos de Tesorería y me dijeron que no sabían para cuándo”, contó.