Laura Elena Rivera Manzanares
El Heraldo

La necesidad de recurrir a la justicia para que se determine si es o no válido el triunfo de Raúl González Alonso al frente del Consejo Coordinador Empresarial, se dio porque en la cúpula empresarial se ha pugnado por la transparencia y la democracia, “siempre hemos sido críticos ante los tres órdenes de Gobierno cuando no se hacen bien las cosas, y ahora resulta que somos nosotros los que estamos poniendo mal ejemplo, eso no se vale”.
Así lo expresó el presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga, Roberto Díaz Ruiz, uno de los organismos que recurrieron a tribunales en pos de una resolución judicial en torno al proceso interno del organismo cúpula de la iniciativa privada.
Por lo pronto, quienes impugnaron la elección están en espera de la resolución del Juzgado Civil, a lo que por seguro se dará seguimiento una vez que el Poder Judicial vuelva del periodo de receso en que se encuentra, y “si la decisión es que se reponga el proceso, se hará buscando la mayor transparencia que debe privar”.
Díaz Ruiz, uno de los participantes en la impugnación judicial en contra del CCEA, resaltó que si el juzgado determina dar el triunfo al Raúl González, se le tendrá que levantar la mano y seguir trabajando todos, además de corregir lo que haya que corregir; y si es el ingeniero Antonio Robledo, se deberá convocar a hacer equipo con él, e igual se tienen que revisar los estatutos porque en algunos casos no se están cumpliendo debidamente.
El presidente de la Canacar, ex presidente del CCEA y uno de los fundadores del mismo, comentó que invariablemente los estatutos tendrán que ser revisados y reformar lo que se tenga que cambiar, pero por sobre todo hacerlos cumplir a rajatabla, “si nosotros mismos lo hacemos, no hay por qué no cumplirlos”.
Fuera de pasiones, en el Consejo Coordinador Empresarial 13 de los 27 organismos empresariales están en espera de la resolución judicial en torno a la elección de octubre pasado, dado que ante violaciones flagrantes a los estatutos de este organismo de la iniciativa privada, fue impugnado el proceso y no se reconocerá el triunfo de Raúl González Alonso, salvo que el Juzgado Primero de lo Civil así lo determine.
El presidente de la Canacar puntualizó que la inconformidad surgió luego de haberse violado 22 artículos de los estatutos que les rigen, por lo que se consideró la necesidad de recurrir a tribunales y sea esta instancia la que determine si se repite la elección, o si le da el triunfo a quien ahora ostenta la presidencia o al otro candidato que obtuvo 13 de los 27 votos.