Óscar Romo delgado, presidente de las Agrupaciones Unidas del Gremio Taxista del Estado, informó que la solicitud del ajuste tarifario para el ejercicio 2021 ya se retomó con la Coordinación de Movilidad, tras haberse presentado su segunda petición hace unas semanas, y en un periodo de dos o tres semanas estarán sentándose a la mesa con la autoridad competente.

Admitió que la situación del transporte colectivo público urbano ha retrasado un poco la mesa de negociaciones con la autoridad estatal, pero los concesionarios y los choferes también formamos parte en la prestación de servicio público, quienes merecen una tarifa más digna para sostener a este gremio altamente trascendente para Aguascalientes.

El dirigente de la AUGTEA sostuvo que este tema es realmente relevante para los taxistas de Aguascalientes y de ahí la importancia de lograr un entendimiento con la Coordinación de Movilidad y la Dirección de Transporte Público para acceder a una tarifa digna, siempre acompañado con la mejora de este servicio hacia la ciudadanía.

Indicó que en la reunión de la semana pasada, la autoridad de transporte manifestó su comprensión ante la situación que viven los taxistas y la puerta se encuentra abierta para el diálogo en donde se abordarán diversos asuntos, aunque el aspecto principal es la tarifa, cuyas conversaciones formales iniciarán en 15 o 20 días para sacarlo de una manera coordinada y totalmente estudiado con una postura de ganar-ganar.

En estas negociaciones estará relacionado absolutamente el tema social y la mejora del transporte taxista, motivo por el cual ambos aspectos serán abordados hasta llegar un acuerdo y se espera que antes de que termine el ejercicio 2021 se tenga una tarifa más digna para esta actividad prestadora de servicio.

Por último, Óscar Romo Delgado detalló que el diagnóstico presentado en marzo pasado será el documento base para las negociaciones de la tarifa 2021, aunque cabe decir que los insumos y los servicios de mantenimiento de los vehículos se han encarecido sustancialmente en los últimos meses, aunque esos ajustes serán incluidos en el diagnóstico que deberá hacerse correspondiente para el ejercicio 2022.