Marlen Hernández
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-La expectativa de una mayor demanda de gas natural y la diversificación de Estados Unidos de sus exportaciones hacen indispensable que México desarrolle y explote más sus recursos, consideró Héctor Moreira Rodríguez, comisionado de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).
Explicó que, por una parte, el conflicto entre Rusia y Ucrania ha impulsado que Europa busque diversificar su proveeduría de gas natural, implicando una mayor competencia por el gas estadounidense para México.
Moreira detalló que en la última reunión de Bruselas, Biden anunció que Estados Unidos va a surtir mil 500 millones de pies cúbicos diarios de gas natural a Europa.
«Está surgiendo un cambio tremendo en el mercado del gas natural. Estamos entrando en competencia con Alemania para el consumo de gas natural», señaló el especialista, en el marco del primer día del Quinto Encuentro Energético en Nuevo León.
Isidro Morales y Adrián Duhalt, especialistas en energía del Backer Institute, coincidieron en otra conferencia del Encuentro en que el conflicto entre Rusia y Ucrania tendrá efectos indirectos sobre la proveeduría de gas natural en México.
Morales destacó que el 72 por ciento del gas ruso va a lo países miembros de la OCDE, principalmente de la Unión Europea.
Por otra parte, explicó que aunque México cuenta con importantes reservas de gas natural, no está produciendo lo suficiente.
Detalló que en el País hay 224.7 billones de pies cúbicos de recursos prospectivos de gas natural, equivalente a 162 años, considerando una estimación de producción de 3 mil 800 millones de pies cúbicos diarios para este año.
«En mi opinión, no estamos produciendo suficiente gas y tenemos que estar haciendo importaciones de Estados Unidos cada vez más grandes. De aquí a 10 años, la nación va a estar consumiendo el orden de 10 mil millones de pies cúbicos y no vamos a estar produciendo más que 3.6 mil millones», estimó Moreira.
En este sentido, el comisionado de la CNH destacó que la mayoría de los recursos prospectivos en México, el 63 por ciento, se encuentra en áreas no convencionales, por lo que es importante trabajar tanto en regulación como en investigación de técnicas de fracturación hidráulica.
«Yo honestamente pienso que no hay otra alternativa más que el fracking, pero requiere una nueva legislación y más investigación, cómo hacer para que el fracking tenga menor presión ecológica», resaltó.

¡Participa con tu opinión!