A nombre de las organizaciones LGBT, del Observatorio Nacional de Crímenes de Odio LGBT, de la Red Nacional de Apoyo a Migrantes LGBT, de activistas y de la comunidad feminista en Aguascalientes, el coordinador de la Fundación VIHDHA, Marco García Robles, exigió a las autoridades locales que investiguen la muerte del titular de la magistratura electoral del Estado, Jesús Ociel Baena Saucedo con base en criterios de género y derechos humanos.

El activista señaló la falta de un protocolo específico en Aguascalientes para atender crímenes con características de género y subrayó la necesidad de implementar medidas adecuadas para estos casos.

García Robles consideró que se trató de un caso de odio por homofobia no binaria. Por ello, exigirá a la autoridad una investigación profesional, apegada a los derechos humanos y bajo criterios de género. ‘Sabemos que era un personaje político que generó enemistades, especialmente entre grupos conservadores, religiosos, de derecha y de partidos tradicionales. Incluso, tenía enemistades dentro del propio Poder Judicial, ya que confrontaba una estructura con una visión muy tradicional de las cosas’, explicó.

Subrayó que este caso ha trascendido las fronteras locales, atrayendo atención a nivel nacional e internacional. ‘El crimen de Jesús Ociel Baena Saucedo se presenta como un acontecimiento grave que marca un precedente en la lucha por los derechos humanos y la inclusión en Aguascalientes’.

Recordó que éste es el segundo caso en este año en Aguascalientes contra integrantes de la comunidad LGBT, refiriéndose al asesinato del activista guerrerense Ulises Salvador Nava Juárez, ocurrido afuera de las instalaciones del Museo Descubre en julio pasado.