Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Consejo Consultivo del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) pidió que el Órgano Interno de Control (OIC) investigue si no hay más casos como el del ex comisionado Óscar Guerra Ford, quien en 2014 pagó más de 20 mil pesos en un table dance con una tarjeta corporativa.
También solicitó al Pleno del INAI valorar si Guerra Ford, quien desde el año pasado se desempeña como secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Transparencia, debe permanecer dentro de la institución.
En 2014, con la tarjeta American Express que le había proporcionado el INAI para cubrir gastos de representación, Guerra Ford pagó 20 mil 411 pesos en el table dance «Curazao», que estaba ubicado en el sur de la Ciudad de México.
En septiembre de 2018, el establecimiento fue clausurado luego de que la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México realizara un operativo en el que rescató a 17 mujeres que eran víctima de trata e imputó a cinco personas como responsables de cometer ese ilícito.
El mal uso de la tarjeta por parte de Guerra Ford se dio tres meses después de que asumiera el cargo como comisionado del INAI, pues rindió protesta ante el Senado el 13 de mayo de 2014 como parte del órgano que sustituyó al entonces IFAI.
El INAI, señaló la instancia ciudadana, debe de poner en plena operación el servicio profesional y evitar casos como el de Guerra Ford y Rosendoevegueni Monterrey Chepov, quienes fueron contratados como altos funcionarios en mayo del año pasado, cuatro días después de que concluyeran su periodo como comisionados.