Victor Osorio 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO. -Seis senadores de Estados Unidos demandaron a la administración del presidente Joe Biden adoptar medidas para impedir que ingresen al mercado de ese país aguacates cultivados en terrenos deforestados en México.

En una carta dirigida a los secretarios de Estado, Antony Blinken, y de Agricultura, Thomas Vilsack, así como a la Representante Comercial de EU, Katherine Tai, los senadores demócratas Peter Welch, Benjamin Cardin, Tim Kaine, Martin Heinrich, Chris Van Hollen y Jeff Merkley expresaron su consternación por «las consecuencias devastadoras» del comercio de aguacates con México.

Citaron un informe de Climate Rights International (CRI) y un artículo sobre el tema publicado por The New York Times en los que se documenta la deforestación ilegal generalizada y el uso insostenible del agua vinculado con la producción aguacatera, y advirtieron que los líderes indígenas y otros habitantes locales que intentan defender los bosques se convierten en blanco de amenazas, ataques y asesinatos.

Recordaron el compromiso compartido por EU y México, en virtud del Acuerdo de París, de reducir la deforestación, así como su determinación, conforme a la Declaración de Líderes de Glasgow sobre los Bosques y el Uso de la Tierra, de impulsar políticas comerciales que promuevan la producción y el consumo sostenibles de productos básicos.

Los senadores solicitaron un informe sobre el asunto en un plazo de 45 días para «comprender mejor qué pasos está dando la Administración y podría dar en el futuro» para prevenir que se importen aguacates vinculados con deforestación, el uso insostenible del agua y violencia contra comunidades indígenas y otras comunidades locales.

Brad Adams, director ejecutivo de CRI, señaló que la destrucción ambiental y los abusos propiciados por las exportaciones mexicanas de aguacates a EU ameritan recibir atención urgente por parte de ambos países.

«Negar el permiso de exportación a las huertas de aguacates instaladas en tierras deforestadas recientemente, tal como se propone en la carta del Senado, reduciría en forma drástica el incentivo económico para despejar bosques o atacar a las personas que los defienden», apuntó.

El informe de 250 páginas publicado por CRI en noviembre de 2023 documenta evidencias de que se están talando bosques ilegalmente en Michoacán y Jalisco para producir aguacates que se comercializan en supermercados en EU.

México provee cuatro de cada cinco aguacates que se consumen en Estados Unidos, y sus exportaciones ascienden a 3 mil millones de dólares anuales.

El mercado estadounidense, que se ha triplicado en tamaño desde el año 2000, alertó CRI en un comunicado, es el principal factor que motiva a los productores aguacateros a destruir bosques para instalar huertas.

Si a las huertas que se establezcan en terrenos deforestados recientemente se les negara el acceso a los mercados estadounidenses, remarcó, este incentivo desaparecería casi totalmente.