Gelmin Omar González Hernández
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-Legisladores de Oposición demandaron al Gobierno federal que destituya a los funcionarios públicos responsables de que millones de medicamentos se encuentran embodegados y a punto de caducar.

En entrevista, advirtieron también sobre el riesgo de que Cofepris busque liberar dichos insumos mediante una «extensión de caducidad», lo que generaría afectaciones a las personas, sobre todo a aquellas con padecimientos graves.

El coordinador de Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados, Jorge Álvarez Máynez, dijo que ante el hallazgo de millones de medicamentos embodegados, el Gobierno federal está obligado a despedir a los funcionarios responsables, fincarles responsabilidades e incluso cambiar la estrategia de salud.

El legislador consideró que el Presidente Andrés Manuel López Obrador es candil de la calle y oscuridad de su casa, porque mientras acusa al Fondo de Acceso Global para Vacunas contra Covid-19 (Covax) de la no entrega de vacunas, su Administración es negligente no sólo en la distribución de éstas, sino de medicamentos en general.

«(Deberían) correr a los responsables, fincarles responsabilidades y cambiar la estrategia de salud, pero el Presidente no lo va a hacer, porque sólo le interesa la sucesión presidencial y sostener una realidad de simulación», afirmó.

Este sábado, REFORMA publicó que, en medio de la emergencia por la pandemia por Covid-19, Birmex adquirió en febrero de 2021, más de 13 millones de piezas de medicamento por un costo de 3 mil 22 millones de pesos, los cuales están embodegados y a punto de caducar.

El coordinador parlamentario recordó que el Presidente prometió que en dos años iba a construir un sistema de salud como el de Dinamarca, pero la realidad es que hoy México se encuentra peor que los países de América Latina en esa materia.

«Es el problema de pensar que gobernar es hacer propaganda e impulsar a funcionarios mediocres y negligentes como (Hugo) López Gatell», sostuvo.

En su turno, el secretario de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, Éctor Ramírez Barba, demandó a la Cofepris que no intente liberar los medicamentos embodegados que están a punto de caducar mediante una «extensión de caducidad».

«Lo que casi (ocurre) con la vacuna, que si (la caducidad) dice 30 de agosto, por ejemplo, Cofepris diga con un oficio que ahora se extienden sus efectos al 30 de diciembre para tratar de colocarlos antes que sean sancionados», explicó.

El médico cirujano advirtió que la compra de medicamentos que no son distribuidos y, más grave aún, se dejan caducar, genera una afectación al erario público, pero sobre todo a las y los mexicanos a quienes se les niega su derecho a acceder a medicamentos eficaces y de forma oportuna.

«Hay dos rutas: la administrativa, por afectación del erario y sus consecuencias. La segunda, que no se liberen con ‘extensión de la caducidad’ por la Cofepris, pues afectaría la salud de los mexicanos al recibir un medicamento sin máxima eficacia, máxime si se trata de padecimientos críticos para la vida, como los medicamentos contra el cáncer», señaló.