En días recientes, la comunidad involucrada en la prevención y atención del VIH-Sida en Aguascalientes manifestó su preocupación debido al relevo del jefe del Programa Estatal de Prevención del VIH en la Secretaría de Salud del Estado. Marco García Robles, coordinador de la Fundación VIHDHA, expresó sus inquietudes respecto a los posibles impactos de este cambio en la dinámica de atención y prevención que se ha venido desarrollando.
El activista destacó la importancia de mantener la continuidad en los programas de salud, especialmente en temas tan sensibles como el VIH-Sida, pues preocupa que el cambio de un titular afecte la dinámica de atención, como el calendario de reuniones del Consejo Estatal de Prevención del Sida (COESIDA), entre otras cosas.
Indicó que el año pasado hubo avances significativos derivados de la coordinación interinstitucional para enfrentar la enfermedad del VIH. Sin embargo, García Robles teme que estas interrupciones, motivadas por los cambios de personal, puedan poner en riesgo la continuidad y efectividad de estos esfuerzos y que repercutan en desabasto de medicamentos, como ya lo han reportado. La esperanza es que esto sólo sea una eventualidad logística.
Un aspecto crítico señalado por el representante de la Fundación VIHDHA es la falta de nombramiento de un nuevo titular para el programa. Actualmente, sólo hay un suplente a cargo, lo que genera incertidumbre y preocupación entre los usuarios. «Se reportó falta de un antirretroviral, que es el que se usa para la atención del VIH. Aunque finalmente lo entregaron, hubo un desfase en los inventarios. Esto puede deberse a problemas logísticos en la farmacia de la UNEME CAPASITS”.
Asimismo, subrayó la importancia de contar con una persona capacitada y sensible en temas de infecciones de transmisión sexual y diversidad sexual y de género. También, destacó la necesidad de una mayor implicación por parte del Secretario de Salud en dicho tema.