Vecinas del fraccionamiento Villa Montaña, localizado en uno de los sectores de Villas de Nuestra Señora de la Asunción, se hicieron presentes ayer a las puertas del Congreso del Estado para exigir a Veolia, “borrón y cuenta nueva”, cansados, según expresaron, de que se les cobre por un servicio del que carecen.
Con el apoyo de la diputada morenista, Natzielly Rodríguez Calzada, quien ha estado al pendiente de este asunto desde hace al menos un par de años, llegaron para apoyar la postura que más tarde presentaría la representante popular en la Sesión de la Comisión Permanente, donde se le cedió la palabra.
Las manifestantes, madres de familia de aquella populosa colonia, expresaron su inconformidad porque la falta de agua es recurrente, no hay semana en que el vital líquido no les llegue durante cuatro o cinco días, pero en cambio, la empresa concesionaria les hace llegar cobros indebidos, en algunos casos hasta de cinco mil pesos por familia.
Creen que hay un contubernio con la empresa Javer, que fue la constructora del fraccionamiento, pues dijeron, ésta ha trasladado el cobro por el abastecimiento de agua en pipas, al que está obligado, toda vez que no se ha terminado con el proceso de municipalización, por eso es que el servicio no se ha regularizado, “por eso venimos, desesperadas, a pedir ayuda”.
Y es que resulta que Veolia les instaló los aparatos medidores sin aviso previo, pues inclusive, nadie les dio aviso de que ya tendrían que haber hecho algún contrato, “si nadie nos avisa, cómo vamos a saber; ya nada más que venimos a Veolia y nos dicen que se deben 36 meses y que se tienen que pagar”, pero el peor de los casos lo enfrentan aquellas personas que tienen un año o poco más viviendo en esa zona habitacional.
Pidió la palabra Natzielly Rodríguez
Ya en la sesión de la Comisión Permanente, la diputada Natzielly Rodríguez pidió intervenir, y presentó un pronunciamiento que fue aprobado por unanimidad con carácter de urgente y obvia resolución, para exhortar a la CCAPAMA y a Veolia, para que elaboren un programa de condonación del pago de servicio del agua a los ciudadanos que habitan en el fraccionamiento Villa Montaña.
Explicó que la concesionaria Veolia de manera conjunta con la constructora Javer, “endosaron un millonario adeudo a los vecinos que habitan el fraccionamiento de Villa Montaña”, por lo que mes con mes las personas reciben un cobro de 5 mil pesos por vivienda por un convenio que nunca autorizaron, el cual calificó como ilegal, injusto, excesivo e inasequible.
Recalcó que, “es una injusticia que los ciudadanos recién llegados a dicho lugar, tengan que pagar un consumo de agua que nunca hicieron, dicho consumo fue el que la empresa Javer utilizó durante en el proceso de construcción de dicho fraccionamiento”, por lo que dejó en claro que no permitirá que cobren dicha cantidad, la cual deben de pagar a 36 mensualidades, de acuerdo con la notificación de la concesionaria.
La congresista afirmó que el deber de este Poder Legislativo es velar que se cumpla con la Constitución y que en todo momento se respeten los derechos de los ciudadanos; “alzamos la voz desde la tribuna para solicitar a la Ccapama que tome cartas en el asunto y se coordine con Veolia para que elaboren un programa de apoyo de “Borrón y Cuenta Nueva” en el servicio de agua para los vecinos de Villa Montaña.