El presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive), Ernesto Castorena Rodríguez hizo un llamado a las autoridades federales para que revisen los tianguis y establecimientos en donde se expende ropa pirata.

“La piratería nos afecta a todos, porque no pagan impuestos y dañan a las empresas que con esfuerzo han llevado a posicionar productos de calidad que luego son plagiados por falsificadores”.

Alertó, además, a los propietarios de marcas locales, a cuidarlas mucho mediante el registro de marca y si llegan a ver ropa clonada, formular la denuncia correspondiente.

“Muchas veces se piensa que sólo se clona ropa de gran renombre, de grandes firmas internacionales, pero esto no es así, porque los falsificadores de prendas de vestir también han puesto sus ojos en marcas locales o regionales, dado que, en muchos casos, las marcas propias son prendas de vestir de calidad, con moda y eso les resulta atractivo para clonarlas”.

Indicó que hasta el momento no se han detectado marcas locales clonadas, pero no es descartable porque se ha visto en otras regiones la falsificación de prendas de vestir de marcas que no son tan populares.

Hay prendas apócrifas en tianguis, y son lugares en donde la autoridad federal debería tener especial cuidado y atención, ya que desafortunadamente no sólo clonan ropa sino que también lo hacen con cigarros, vino, videos, y una larga lista de productos ilegales que se venden sin ninguna restricción y que afectan a todos.

No pagan impuestos, no pagan regalías de los propietarios de marcas, y en cambio, dañan la economía y dañan a la industria en general, estimó el dirigente de la Canaive.

Señaló, además, que una buena parte de la venta de artículos falsificados se debe principalmente a que existe mercado.

“Mientras haya personas que compren, se van a seguir vendiendo estos artículos y el daño a la economía será cada vez mayor”, consideró Castorena Rodríguez, quien pidió a los consumidores evitar comprar ropa y productos que a todas luces se ve que son falsificados.

“Hay marcas locales con la misma calidad, pero a un mucho menor precio, incluso, menor al precio de un producto falsificado de una marca prestigiada”.

En ese sentido, el presidente de los industriales del vestido pidió a los consumidores a que prueben comprar productos de marcas propias para que se den cuenta que son prendas de igual calidad que las de renombre, pero el precio es mucho más accesible, dijo.

¡Participa con tu opinión!