Martha Martínez y Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras denunciar que el proyecto de Presupuesto de Egresos 2022 atenta contra el federalismo, alcaldes del PAN, PRI y PRD demandaron ayer a la mayoría en la Cámara de Diputados restituir los fondos estatales y municipales que han desaparecido en los últimos tres años.

El presidente municipal de Apodaca, Nuevo León, el priista César Garza Villarreal, denunció que desde el inicio de la actual administración federal, en cada ejercicio presupuestal se han debilitado las finanzas de los municipios.

En la Cámara de Diputados, ante los dirigentes de la alianza Va por México, diputados federales y más de 350 alcaldes de la oposición, indicó que en 2019 los subsidios para los estados representaban 164 mil 500 millones de pesos, pero en el proyecto de presupuesto 2022 ascienden a 118 mil 900 millones, lo que representa una reducción efectiva de más de 36 por ciento a los programas, lo que impacta a los municipios.

Señaló que lo anterior se traduce en menos recursos para infraestructura municipal, para salud, pueblos mágicos y proyectos de desarrollo municipal y metropolitanos.

Garza Villarreal dijo que de los 19 programas presupuestales que había al inicio del actual Gobierno, con recursos para el desarrollo económico y social de la población municipal, hoy sólo quedan cinco, siendo el rubro de infraestructura el más afectado.

Explicó que si bien las aportaciones y participaciones han tenido un incremento de 4.4 por ciento, éste resulta insuficiente cuando se contrasta con las reducciones que han sufrido en otros fondos y programas.

«Debemos denunciar esta tendencia centralista que daña severamente el federalismo. Los municipios somos el eslabón más débil de esta cadena. Al cerrar este ejercicio, cerca del 50 por ciento de los municipios del país no podrán cumplir con sus obligaciones y caerán en situación de quiebra operacional; es urgente la atención del Legislativo a este deterioro municipal, urge rescatar a los municipios de México», dijo el priista.

La alcaldesa de León, Guanajuato, Alejandra Gutiérrez Campos, demandó la restitución de mecanismos como el Fortaseg y el Ramo 23, y advirtió que cumplir esta demanda no sería ninguna dádiva, pues se trata de un reclamo legítimo en nombre de la población que gobiernan y que votó por ellos.

Advirtió que en la actualidad la inseguridad es un problema inminente en todo el país, y si los municipios no cuentan con recursos, cada vez será más difícil atenderla.
Recordó que la propuesta de presupuesto alterno presentada por la alianza Va por México plantea asignar más de 10 mil millones de pesos para ese fondo, recursos que serían destinados a 500 municipios para la inversión en capacitación, equipo y mejora de servicios.

Gutiérrez demandó también la restitución del Ramo 23, que estaba conformado de fondos como el migrante, de capitalidad, metropolitano, para pueblos mágicos y para infraestructura carretera.

La alcaldesa panista recordó que hasta antes del inicio de esta administración, los presidentes municipales podían poner en la mesa proyectos y lograr recursos para algunos de ellos, pero ahora ya no es posible, porque no los escuchan.

«Pareciera que estuviéramos pidiendo regalado, pareciera que es algo incorrecto, y no se equivoquen, no estamos pidiendo dádivas, lo correcto es venir a pedir por cada mexicano, por cada mexicana que vive en nuestro país», reiteró.

En tanto, la alcaldesa de Tlalpan, Alfa González, recordó que antes de llegar a la presidencia, Andrés Manuel López Obrador recorrió el país durante 18 años, conociendo las necesidades de la gente, por lo que dijo no entender por qué ahora como jefe del Ejecutivo federal no apoya y, por el contrario, lastima a municipios y alcaldías.

La perredista dijo que los problemas que ese orden de gobierno enfrenta no se resuelven con los programas federales, que «consisten en simple y llanamente regalar dinero».

Calificó como lamentable que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, rechace el Fondo de Capitalidad que, además de estar plasmado en la Constitución, permitía dar mantenimiento al Metro, para evitar tragedias como la de la Línea 12.

Además, indicó, es preocupante que la morenista esté enfocada en gobernar al país, cuando no puede «con la casa».

Ante ello, demandó al Presidente dar línea a los diputados de Morena, para que voten en favor de la ciudadanía que representan en cada municipio.

Sólo así, agregó, tendrán la calidad moral de regresar a sus territorios con la frente en alto y decir que realmente dieron la batalla por sus municipios y alcaldías.