Staff / Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO .-Kim Kardashian suma un escándalo más a su turbulenta vida pública con una demanda de varios empleados.

El portal TMZ confirmó que un grupo de trabajadores de servicios de limpieza demandó a la modelo y empresaria porque fueron contratados para trabajar de tiempo completo en la mansión de la multimillonaria influencer, pero no se les pagó el salario acordado.

Además, argumentaron los empleados, lo pagado correspondió a su sueldo como trabajadores independientes, por lo que no obtuvieron los beneficios económicos que la ley otorga por día completo laborado.

El acuerdo inicial, indicaron los demandantes en su querella en contra de la socialité que radica en Hiden Hills, California, estipulaba que formarían parte de los contratados permanentes y no de outsorcing.

Un representante legal de una de las estrellas del reality show Keeping Up with the Kardashians, respondió al portal mencionado que el personal contratado para la limpieza en la mansión llegó por medio de un proveedor externo, encargado de servicios de mantenimiento y control residencial.

Esto, indicó el representante, desvincula a la hermana de Khloe y Kourtney Kardashian de cualquier acuerdo ya que siempre se ha pagado el monto estipulado por contrato y quien debe hacerse responsable es el titular de la empresa de limpieza.

Pero la firma de abogados que presentó la demanda contra la hoy ex de Kanye West, asegura que la omisión de pagos de salarios es un problema común en Los Ángeles.

Frank Kim, abogado que interpuso la demanda a nombre de los contratados para el servicio doméstico, aseguró al tabloide Daily Mail que su bufete está investigando otras posibles violaciones contra sus clientes.

En los documentos, los demandantes también especificaron que no recibieron pagos compensatorios por tiempo extra, no tuvieron tiempos de horario para comida y descanso y que no recibieron reembolso de los gastos extras que ellos pagaron para poder completar sus deberes.