Staff
Agencia Reforma

CDMX.- La productora Miramax demandó al cineasta Quentin Tarantino por su anuncio de que subastará una línea de siete tokens no fungibles (NFT, por sus siglas en inglés) con contenido inédito del filme Pulp Fiction, de acuerdo con The Wrap.
El estudio, que lanzó la cinta en 1994, indicó que Tarantino no posee los derechos sobre el material que contendrían los NFT, que aparentemente incluirían escenas nunca antes vistas y sin cortes de la película, así como acceso exclusivo a contenido extra, como comentarios de Tarantino sobre el proyecto y el primer borrador del guion.
«Este grupo optó por ignorar de manera imprudente, codiciosa e intencional el acuerdo que firmó Quentin en lugar de seguir el claro enfoque legal y ético de simplemente comunicarse con Miramax sobre sus ideas propuestas», se lee en un comunicado de Bart Williams, socio de la firma Proskauer Rose LLP y representante legal de la productora.