Rebeca Aguilera/El Heraldo

El Palenque de la Feria Nacional de San Marcos dio inicio a su cartelera con el cantante Pepe Aguilar, quien al ritmo de sus diversos éxitos deleitó a los casi cinco mil asistentes, un lleno parcial de los ansiosos fanáticos del artista que disfrutaron a cada momento sus éxitos. Pasadas las 12:00 horas arrancó oficialmente el show.
El hijo de Antonio Aguilar y Flor Silvestre se dijo constantemente dichoso de poder presentarse en la Feria, y comentó que estuvo desde días antes ansioso por que se llegara el momento, además de que recomendó a los asistentes hacer como él, cuando antes de cantar en el Palenque estaba de asistente y acudía a disfrutar de grandes artistas como Juan Gabriel, Rocío Dúrcal, su papá y Vicente Fernández.
Compartió que al salir agarraba cuatro bandas para seguir la fiesta y tocaban todas al unísono. Algunos temas después rindió su propio homenaje, aclarando que lo hizo con mucho respeto a los artistas que él vio cantar en ese mismo recinto. Dio inicio con “Costumbre” de Rocío Dúrcal, “Se me olvidó otra vez” de Juan Gabriel, “Acá entre nos”, “Lástima que seas ajena” y “Hermoso cariño” de Vicente Fernández; para cerrar el momento con “Albur de amor” de su papá y “Cruz de olvido” de su mamá.
Acabó con “Por mujeres como tú” y dijo: «Gracias por haber venido, nos vemos el 6 de mayo en la Plaza». Se retiró el mariachi, coristas y demás músicos y se apagaron las luces, pero gracias a los insistentes gritos de su público, regresó ahora con la Banda Azul Tequila” e interpretó diversos temas como “El muchacho alegre”, “cuatro meses” entre otros y al despedirse entro al escenario como una sorpresa su hijo Leonardo Antonio Aguilar para finalizar el primer show de la temporada con unos temas más. Cerca de las dos de la mañana finalizó el show pero el público, no estaba cansado, aún pedían más de su artista favorito.

¡Participa con tu opinión!