La aguascalentense Verónica Rangel acompañó al tenor español

En un evento que se recordará por su elegancia y su magnitud, más de 10 mil personas se dieron cita en el Foro de las Estrellas de la Feria Nacional de San Marcos para presenciar el concierto de Plácido Domingo, quien se encargó de amenizar la noche en el día más importante de la Feria. El tenor español, conocido mundialmente por su voz potente y su repertorio clásico, no decepcionó a sus seguidores.
Vestido de manera impecable con un traje de gala negro y camisa blanca, Domingo interpretó clásicos como «En mi tierra extremeña», «Mi Aldea», «Bella Enamorada», entre otras, canciones que resonaron con fuerza entre el recinto aguascalentense. La selección de temas reflejó no solo la raíz cultural del artista, sino también su habilidad para conectar con el público a través de la música.
El concierto fue más que una exhibición musical; fue una celebración de la diversidad y el talento. Domingo compartió escenario con una variedad de artistas, hombres y mujeres, desde cantantes consagrados hasta jóvenes promesas, creando un ambiente de camaradería y aprendizaje mutuo.
Una de las cantantes que acompañó al español fue Verónica Rangel, una destacada artista de Aguascalientes que encantó a todos con su poderosa voz.
«Es un honor para mí estar en la Feria Nacional de San Marcos», comentó el tenor durante el evento, palabras que subrayaron la importancia de la noche para él.
La afluencia masiva y el entusiasmo del público confirmaron que la presencia de Domingo en Aguascalientes fue un acontecimiento extraordinario, tanto para los aficionados a la música clásica como para los neófitos que asistieron para disfrutar de una noche de cultura y arte bajo las estrellas.