Para cerca de ocho mil empleados federales de Aguascalientes empieza a atemperarse el ánimo, tras el anuncio de la próxima administración que la mayoría de las delegaciones continuarán como hasta la fecha y sólo serán suprimidos cargos directivos que no se justifiquen.

A lo largo de casi cuatro meses han vivido en la incertidumbre, ante la amenaza de suprimir las representaciones estatales para que fueran absorbidas por un solo ente, lo que ejecutivamente se antojaba difícil de cumplir ya que las funciones que tiene cada una son diferentes y por necesidades técnico-operativas tiene que haber titulares en cada una de ellas.

El velo empieza a descorrerse al proponer la bancada de Morena en la Cámara de Diputados crear la figura del “superdelegado” en cada entidad federativa y al mismo tiempo seguir con la actual estructura de delegados por dependencia, en donde se considere necesario.

Se planteó reformar la Ley de la Administración Pública Federal para que exista en los estados un delegado de programas especiales para el desarrollo, cuyas funciones se basarán en ser coordinadores con las autoridades estatales y municipales, y con las oficinas de representación de las dependencias y entidades federales.

Los “superdelegados” (ya designados por el presidente electo) contarán, para el ejercicio de sus funciones “con la estructura administrativa que determine el reglamento aplicable a los acuerdos que al efecto expida el jefe de la Oficina de la Presidencia, las secretarías de Hacienda y Crédito Público y de la Función Pública, en el ámbito de sus respectivas competencias, determinarán lo conducente”, detalla la iniciativa.

Asimismo, los titulares de las oficinas de representación serán designados por el titular de la entidad respectiva, como ha sido hasta la fecha, lo único que cambia es que ya no serán “delegados” sino “representantes”. El personal bajo su mando se sujetará a las disposiciones establecidas en la Ley del Servicio Profesional de Carrera en la Administración Pública Federal para efectos de su ingreso, desarrollo profesional, capacitación y certificación de capacidades, evaluación del desempeño y separación, que son los mismos preceptos que han prevalecido por años.

El escrito señala que es necesaria la subsistencia de oficinas que atiendan trámites y procedimientos que requieren las dependencias de la administración, por lo que “dichas oficinas atenderán las necesidades del titular de la Delegación de Programas para el Desarrollo respectiva, únicamente para efectos de enlace entre las entidades federativas y la autoridad federal y permanecerán sujetos a la dependencia o entidades de la cual emana la facultad que se aplica”.

El propósito es realizar una revisión integral de las 2 mil 300 delegaciones, subdelegaciones y oficinas de representación de dependencias y entidades federales y “aquellas delegaciones cuya presencia no se considere útil y resulte onerosa serán suprimidas, para ello se propone un plazo que permita identificar factores que están relacionados con su funcionamiento”.

Para cumplir con lo anterior, se propone un período de transición de 180 días a partir de la publicación del reglamento para tener la estructura administrativa de las Delegaciones de Programas para el Desarrollo.

Entre las novedades que presenta la iniciativa es cambiar el nombre a la Sagarpa para que sea Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural y dotarla de atribuciones para apoyar la seguridad alimentaria de los mexicanos. También la Secretaría de Desarrollo Social pasará a ser Secretaría de Bienestar y se crea la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, mientras que la Secretaría de Hacienda tendrá a su cargo planear y conducir la política general de contrataciones públicas, emitir e interpretar las normas, lineamientos, manuales y demás instrumentos análogos que se requieran en dichas materias, operar el Sistema Integral de Información de Padrones de Programas Gubernamentales, y participar en las negociaciones comerciales internacionales relacionadas con las compras del sector público.

En resumen, lo que más interesa a los empleados del sector público federal es tener la seguridad en el empleo, que más allá de las modificaciones que determinen las nuevas autoridades se respete su permanencia y derechos, lo que todo indica que así será.

ESBOZOS EDUCATIVOS

Con cierta cautela fue recibida la noticia de que se crearán dos universidades en el estado de Aguascalientes – una en Asientos y otra en Calvillo -, ya que no basta construir las aulas, equiparlas y abrir el registro de alumnos, sino que debe haber un estudio concienzudo del área que se pretende acoger y ante todo tener catedráticos con la capacidad y experiencia necesarias para darle soporte académico.

Durante la visita que hizo a esta entidad el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, anunció que durante su mandato se abrirán ambas instituciones, pero sin profundizar cómo operarán y el número de jóvenes que se podrían favorecer, al igual de la demarcación que abarcarían.

El director general del Instituto de Educación de Aguascalientes (IEA), Raúl Silva Perezchica, consideró que ambos proyectos deben sustentarse en estudios de que exista disponibilidad de recursos para llevar a cabo los objetivos y metas señaladas, esto es, determinar si es posible cumplir con lo que se planea.

Es indispensable conocer cuántos jóvenes se quedan sin cursar estudios superiores en ambos municipios y zona circundante y ya con la información plantear las instituciones que podrían crearse, de manera que el  beneficio sea a largo plazo.

De manera particular refirió que en el caso de Calvillo se podría reflexionar en fortalecer la Universidad Tecnológica para que absorba una mayor matrícula, ya que atiende a los residentes del propio municipio y de varias comunidades del estado de Zacatecas, principalmente de Huanusco, Tabasco y Jalpa.

Reiteró que si la idea es generalizar la educación superior es importante soportar la creación de instituciones con estudios de factibilidad, que no sean de la Federación ni del Estado sino en base a las necesidades que tengan cada núcleo poblacional.

También hace falta conocer hacia dónde apunta el propósito, si serán escuelas universitarias o universidades tecnológicas, porque es diferente la oferta educativa de carreras o servicios, además que las primeras necesitan cinco hectáreas y las segundas de 20 hectáreas, por ende la inversión  para la construcción y equipamiento es distinta, lo mismo que el gasto de operación.

Es un propósito que tardará en concretarse, por lo que hay tiempo para despejar todas las dudas y seguir al tanto de lo que se pretende hacer, que sin duda es de interés de los habitantes de los dos municipios ya que se abriría un abanico de oportunidades.

ABRAZO FRATERNO

La desaparición física del ser amado agiganta sus cualidades, actitudes y atributos, lo que seguramente atesorarán los familiares del doctor Miguel Ángel Argüelles Mier, principalmente su esposa la licenciada María Angélica Hernández Lozano y su hijo Miguel Ángel. En momentos como éstos ninguna palabra es suficiente, sin embargo es un consuelo que muchísimas personas comparten estos momentos tan difíciles, por el respeto y la admiración que se ganó a lo largo de su vida, que abrazó su profesión como un apostolado y se daba tiempo para la charrería y ante todo a la docencia universitaria y la cultura, además de escribir artículos que daban cuenta de su  manejo del lenguaje. La misa de cuerpo presente fue ayer a temprana hora en el templo de las Tres Ave María y más tarde se incineraron sus restos.