Vendedores por catálogo han tenido que modernizarse mediante el uso de las tecnologías y redes sociales para poder subsistir en estos tiempos de crisis por la pandemia, así lo destacó el asesor financiero, Gerardo Sánchez Herrera.

Estableció que en Aguascalientes existen alrededor de 6 mil vendedores de catálogo donde una gran mayoría de éstos tienen una escolaridad de secundaria y el 98% son mujeres que obtienen un ingreso promedio de 1,610 pesos mensuales, además de que el 6.5% de estas mujeres cuentan con un segundo trabajo, es decir, no es su fuente principal ya que esto lo hacen como una actividad extra para completar sus ingresos o sus gastos y le dedican alrededor de 15 horas a la semana para desempeñar este trabajo y poder subsistir.

Indicó que ante la crisis económica por la pandemia del COVID-19, las vendedoras de catálogo tuvieron que migrar a las plataformas digitales, ante la imposibilidad de tener contacto físico con las personas en los centros laborales donde ellas ofrecían sus catálogos de bisutería, ropa, perfumes o calzado. “En la actualidad no pueden entrar a los centros laborales, ni andar de visita casa por casa ni con las familias, por lo que estas mujeres han visto mermadas sus ventas, entonces al ver esta ventana cerrada estas 6 mil personas que se encuentran en el comercio informal tuvieron que modernizarse, buscar canales donde ellos pudieran colocar sus productos y obtener ventas”.

Sánchez Herrera comentó que si bien es bueno que estas personas se estén apoyando en las aplicaciones y la tecnología para no quedarse rezagadas, esto no es suficiente, toda vez que la autoridad estatal debe buscar generar empleos que sean más formales, donde se les brinde seguridad social a muchos de estos trabajadores.