El conductor de un vehículo Razer sufrió un accidente que estuvo a punto de costarle la vida, ya que perdió el control y cayó a un arroyo con agua fría, lo que provocó que sufriera de hipotermia, por lo que en condición grave fue trasladado a un hospital para recibir atención médica.
Fue a las 22:00 horas del domingo cuando en el número de emergencias 911 se recibió un reporte donde se informaba que en la carretera estatal No. 6 que conduce al poblado de El Garruño, en el municipio de Calvillo, se había registrado un accidente automovilístico, en el que un vehículo tipo Razer se había volcado y caído en un arroyo.
En el reporte se informaba que en la unidad automotriz viajaban cuatro personas, las cuales se encontraban lesionadas.
Lo anterior provocó la movilización de policías estatales de la División de Carreteras y policías preventivos de Calvillo, además de Bomberos Municipales y personal de Protección Civil Municipal, así como una ambulancia del ISSEA.
Sin embargo, por lo alejado de la zona del accidente, ya que se encuentra en la Sierra del Laurel y cerca del municipio de Villa Hidalgo, Jalisco, los servicios de emergencia tardaron en llegar al lugar del accidente.
Fue hasta las 02:00 de la mañana en que ubicaron un vehículo todo terreno marca Can Am Maverick, modelo 2022, color negro, fuera del camino y volcado sobre su costado izquierdo dentro de un arroyo, a unos dos metros de profundidad.
En el interior de la unidad automotriz estaba atrapado un hombre que fue identificado como Rodolfo, de 49 años, motivo por el cual los paramédicos del ISSEA procedieron a brindarle los primeros auxilios.
Al confirmar que aún estaba vivo, pero presentaba una lesión en el cráneo, además de hipotermia por permanecer bastante tiempo a la intemperie y en agua fría, de inmediato se iniciaron las labores para su rescate. Posteriormente, el paciente fue trasladado al Hospital General de Calvillo para recibir atención médica especializada, reportándose su estado de salud como crítico.