Staff
Agencia Reforma

Michael Jackson dejó al morir una deuda de más de 500 millones de dólares, según documentos presentados el 24 de junio por los abogados albaceas John Braca y John McClain, quienes solicitaron al Tribunal Superior de Los Ángeles autorización para cubrir varios gastos generados entre julio y diciembre de 2018.
Según información recabada por medios estadounidenses como Us Weekly y People, el «Rey del Pop» tenía unos 65 acreedores, sobre todo aquellos quienes estaban involucrados en los preparativos de su gira de conciertos This Is It.
Además, afirman que Jackson tenía deudas de miles de dólares por donaciones, regalos, viajes, arte, muebles y joyería.
«En el momento de la muerte de Michael Jackson, los activos más importantes del cantante estaban sujetos a más de 500 millones de dólares en deudas y reclamos de acreedores, y parte de la deuda acumulaba intereses a tasas de interés extremadamente altas y otra parte de la deuda estaba en mora.
«Michael Jackson también había incurrido en gastos considerables en relación con los preparativos de su gira de conciertos This Is It. Como resultado, su muerte prematura, prácticamente en vísperas de esa gira de conciertos, dejó a su patrimonio con una responsabilidad financiera de aproximadamente 40 millones de dólares con el promotor del concierto AEG», se lee en los textos obtenidos por People.
La solicitud de los albaceas añade que han enfrentado diversos desafíos para sostener y defender el patrimonio del intérprete de «Thriller», pero que lo han logrado y han resuelto casi todos los litigios. Por ello, además, solicitan una compensación de 3.5 millones de dólares.
«Han resuelto prácticamente todos los reclamos y litigios de los acreedores, y han solidificado con éxito el negocio de MJ como una entidad importante en la industria de la música», sostiene el documento.
Los beneficiarios de los recursos de Jackson son sus tres hijos, Paris, Prince y Bigi.