Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y policías municipales de Jesús María, fueron abordados por una mujer que les hizo saber que desde el pasado sábado una mujer le solicitó que cuidara a su hijo, de aproximadamente 10 meses de edad, sin embargo ya no regresó por él, por lo que los oficiales trasladaron al menor con el médico para una valoración y posteriormente a las instalaciones de la casa de asistencia del DIF.
Los oficiales efectuaban sus labores de vigilancia cuando al circular por la calle Champaña del fraccionamiento Paseos de Aguascalientes, del municipio de Jesús María, observaron que una mujer les hacía señas solicitando su intervención, por lo que descendieron de la unidad.
La mujer, les informó que el día sábado arribó a su comercio una mujer de nombre Belén, quien le solicitó le cuidara a su menor hijo de aproximadamente 10 meses de edad, encargándoselo momentáneamente, ya que tendría que salir con urgencia sin indicar hacia donde lo haría y le proporcionó un número telefónico de contacto.
Luego de varios minutos y al ver que la madre del menor no regresaba, decidió marcar a dicho teléfono en donde le contestó una persona de sexo masculino quien manifestó ser el padre del menor, sin embargo no proporcionó su nombre ni mayores datos y únicamente refirió que continuara cuidándolo y que después pasaría a recogerlo.
La persona que se encontraba cuidando al niño logró encontrar a la madre del menor en las redes sociales, por lo que le envío mensajes indicándole que pasara por su hijo o de lo contrario lo entregaría al DIF, pero la progenitora, contestó con amenazas, indicando que si lo entregaba se arrepentiría.
Conociendo lo anterior, los oficiales le indicaron como proceder y aseguraron al menor, trasladándolo en primera instancia a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, para que lo certificara el doctor de guardia, quien indicó que se encontraba en buen estado de salud y posteriormente el menor fue trasladado a las autoridades del DIF.