Guadalupe Oviedo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Philip Morris México anunció que, como parte de sus objetivos para el 2030, comenzó su transición para eliminar el humo del cigarro en el país.

Con el objetivo de poner fin a la comercialización de cigarrillo convencional en 10 años y el impulso de alternativas de consumo de tabaco como IQOS, la empresa reiteró su misión por lograr un “Futuro libre de humo”, y ofrecer una mejor opción a los fumadores que hay en el país, y que de otra forma seguirían fumando.

En un comunicado, la empresa dijo que desarrolla productos alternativos de consumo de tabaco como IQOS e impulsa a los fumadores a hacer el cambio para mejorar sus vidas y las de quienes los rodean, con el mensaje “Adiós: Elige el cambio”.

“Somos conscientes de que la mayor contribución que podemos hacer es disminuir el daño asociado al consumo de los productos que vendemos, y esa es la razón por la que estamos comprometidos incondicionalmente con reducir el riesgo causado por fumar, tanto a los fumadores adultos como a los no fumadores que los rodean.

“Queremos tener un impacto positivo en los 15 millones de fumadores en el país. Por ello, hemos decidido abrir paso a la ciencia e innovación a través de productos revolucionarios como IQOS, y alcanzar un futuro libre de humo en el país como parte de nuestros objetivos para 2030”, dijo Andrzej Dabrowski, CEO de Philip Morris México.

Actualmente Philip Morris México tiene una participación predominante en el mercado de cigarros al contar con un 65 por ciento. Por ello la empresa ha comenzado con su transición de negocio para promover las alternativas libres de humo, y de esta manera disminuir el consumo de cigarrillos de combustión en México.

A un año de la llegada de IQOS al país, ya son 26 mil mexicanos los que han cambiado a esta opción libre de humo.