Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La propuesta de cobrar impuestos a quienes reciben herencias multimillonarias quedó descartada, al menos por un año más.
En el paquete de cambios en materia tributaria, conocido como Miscelánea fiscal 2022, se cumplió con el hecho de no crear nuevos impuestos o incrementar los existentes, pese a que la propia Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha recomendado gravar herencias millonarias para reducir la desigualdad.
«Es un impuesto que ya existe en muchos países y que, como consecuencia de la crisis de Covid-19, la propia OCDE ha llamado a mejorar la situación de este impuesto para que los gobiernos tengan más posibilidades de hacer política pública, pero este tema que es uno de los grandes pendientes de nuestro sistema tributario, no fue considerado», lamentó Iván Benumea, coordinador del programa de Justicia Fiscal del centro de análisis e investigación Fundar.
En su informe «Los impuestos sobre sucesiones en los países», publicado este año, la OCDE señala que la tributación a la herencia puede ser un instrumento importante para abordar la desigualdad, particularmente en el contexto actual de riqueza persistentemente alta y nuevas presiones sobre las finanzas públicas por la pandemia.
Actualmente, en México quien recibe una herencia multimillonaria no paga impuestos, ya que solamente está obligado a informar cuando la recibe.
Fundar, en su reporte «El caso de la exención a las herencias multimillonarias. Privilegios fiscales» -publicado este año-, propone que una persona que reciba una herencia de 8 millones de pesos pague Impuesto Sobre la Renta (ISR) con una tasa impositiva que va del 10 al 35 por ciento conforme se incremente el monto heredado.
«La transmisión de la riqueza a través de las herencias es uno de los principales factores que contribuyen a la desigualdad entre las personas», aseveró Benumea.
En México el impuesto a las herencias fue eliminado en 1962 y, para algunos analistas, esta medida fue una concesión a las élites para impulsar la reforma fiscal de ese año y aumentar la recaudación.
La mayoría de los países de la OCDE, 24 de 38, recaudan impuestos, aunque todavía son bajos, ya que apenas representan el 0.5 por ciento de los ingresos fiscales totales.
En los últimos años, Morena y Movimiento Ciudadano han intentado establecer un impuesto a las herencias, sin éxito.
En agosto de 2018, Jorge Álvarez Máynez, diputado del partido naranja, propuso una iniciativa de reforma a la Ley del ISR para gravar los ingresos que se obtengan por herencias y donaciones de propiedades que excedieran los 10 millones de pesos.
La propuesta no fue considerada en ese entonces, pero en abril pasado, el grupo parlamentario la reactivó vía la diputada Gabriela Medina.
Morena también planteó en 2020 gravar las herencias, sin embargo, el tema fue rechazado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien desde su campaña presidencial prometió no subir impuestos.