Juan Carlos García
Agencia Reforma

CDMX. -Un boom de festivales musicales se expande por todo México, pero realmente no se debe a la gran demanda de boletos del público.
Según promotores, empresarios y agentes de talento consultados por Gente, son las marcas que patrocinan los conciertos las que realizan la curaduría de sus carteles, basadas en algoritmos propios para analizar qué figuras funcionan con sus estrategias de mercadeo, consumo y redes sociales.
«Hay dos vertientes para hablar de este tema. Uno: ya hay muchas marcas patrocinadoras que han probado que la música y la configuración de un festival es un negocio accesible y lo usan como posicionamiento de su nombre; son las que dan el capital, lo más importante.
«Dos: el público ha pedido una experiencia más completa, con precios que demanden dos o tres nombres muy fuertes, y eso lleva a que se hagan festivales a gran y pequeña escala en todo el País, lo cual resulta accesible incluso para los artistas, ya que su show es más corto y cobran lo mismo», dijo, en anonimato, un empresario que promueve shows en distintos puntos del País.
Este segundo semestre del año habrá al menos una decena de festivales así en grandes foros nacionales. Depende de la interacción que genera cada estrella con el público (futuro anunciante) el capital que aportarán las empresas.
«Hay un sistema de análisis de datos e información que es alimentado con posibilidades y conteos de impacto positivo. Si proyectas a un artista, si hay cierto tipo de patrocinio, si hay cierto tipo de publicidad, te arroja un resultado de probabilidades monetarias y un porcentaje único en cantidad: ‘te doy millón y medio de pesos para este festival…’.
«Es lo que dice la marca al empresario, y así comienza su aventura de negocios. De esta manera estructura su festival y va sumando o restando estrellas», destacó un promotor.
Por esa razón, refresqueras, cerveceras, aseguradoras y bancos vinculan su nombre a festivales y venues de espectáculos.
«Se dieron cuenta de que con el capital direccionado de forma adecuada podían generar más dividendos. Saben cómo generar una experiencia y por eso la gente se engancha.