Diariamente, el personal de Aseo y Limpia utiliza líquido desengrasante, desodorizante, aromatizante y desinfectante para dejar el área ferial rechinando de limpia, informó Carlos España Martínez, secretario de Servicios Públicos del Municipio.
Son 380 los trabajadores que, distribuidos en tres turnos, ayudan a mantener aseadas las 91.5 hectáreas de la zona ferial.
España detalló que el proceso de limpieza que se lleva a cabo desde temprana hora de manera diaria: “se comienza con un lavado intenso, con el apoyo de pipas que vierten el agua con los tratamientos antes descritos; posteriormente, con el piso mojado, entran las barredoras mecánicas para hacer un lavado y tallado intenso con cepillos plásticos y metálicos; posteriormente, entra el barrido manual para llevar la suciedad hacia los desagües y se recolecta la basura que quede en el piso para después ser agrupada y cargada en los camiones recolectores”.
Dentro del área que comprende la FNSM, existen 280 tambos, 35 contenedores adicionados y se hacen dos rutas de recolección diarias y exclusivas para la zona.
También se ha aprovechado la ayuda que los detenidos por faltas administrativas brindan al desempeño de tareas de aseo a cambio de conmutar sus multas.
Las autoridades capitalinas, así pues, hacen un llamado a la población en general a colaborar con la limpieza del área ferial. En este sentido, se les exhorta a que depositen la basura en uno de los más de 280 tambos que están distribuidos en puntos estratégicos para facilitar las tareas de limpieza.
Por último, se reiteró a la ciudadanía que las labores de limpieza en la ciudad se realizan normalmente y no son descuidadas por dar prioridad a la Feria.

¡Participa con tu opinión!