Diana Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Un negocio más en la Ciudad de México se reconvirtió a causa de la pandemia de Covid-19.

Desde que inició junio, el gimnasio Guerrero Fitness Club, en la Colonia Guerrero, pasó a ser la taquería “Los Mamados”.

“Aquí en el gimnasio ya contábamos con un centro nutricional, preparábamos alimentos, pero eran alimentos como más saludables: ensaladas, licuados… Hicimos una lluvia de ideas y decidimos aprovechar con los que ya contábamos”.

“El nombre sale de que los gimnasios son una fábrica de ‘mamados’, de personas fortachonas, de ahí salió que íbamos a vender tacos, huaraches ‘mamados’, grandes, llenadores y de buen sabor”, explicó David López, uno de los tres propietarios.

El centro deportivo comenzó en 2017 y tiene una planta laboral de 13 personas que, tras la transformación, se turnan para hacer de repartidores, parrilleros y limpieza.

“Desde la pandemia seguimos con el mismo número de empleados, no se ha despedido a nadie. Aguantamos mayo, luego junio y ahora que hasta septiembre. Por eso todo el personal le entró parejo, lo mismo instructores que administrativos”, dijo López.

Eduardo Niño es instructor desde hace 20 años y relata que muchos de los que ahora llegan por tacos, hace unos meses estaban bajo su cuidado y tenían prohibido el consumo de grasas.

“Vienen clientes que eran de los que entrenaba, piden uno, dos tacos y ya después me dicen ‘nos vas a malacostumbrar, no nos cuidas’, y yo les digo ‘pues sí, es para que regresen a entrenar con más ganas'”, bromeó Niño.

El instructor refirió que dan servicio a domicilio, sobre todo, en las colonias Tlatelolco, Buenavista y Santa María la Ribera, pero que, gracias a la difusión que han tenido en redes sociales, llegan personas de diversos puntos de la Ciudad.

En sus primeros dos meses de ventas, David López compartió que los ingresos han sido suficientes para el pago de la nómina y que, incluso, planean mantener el negocio a la par de la reapertura del gimnasio.