Con los once nuevos presidentes municipales en funciones, el secretario general de la Sección Uno del SNTE, Ramón García Alvizo, informó que a partir de ayer, un grupo de 50 trabajadores de la educación ha solicitado licencia para dejar sus plazas educativas para incorporarse a esas administraciones como regidores o síndicos, entre otros cargos.
Tanto a los alcaldes como a los trabajadores de la educación que se han sumado a esos nuevos gobiernos, el magisterio de Aguascalientes solicita que hagan gestión para generar acciones de apoyo para los planteles educativos del estado, especialmente para el desarrollo de infraestructura y equipamiento, dado que existen muchas necesidades en las escuelas.
Hizo un llamado a los docentes que se incorporan a los municipios para que sean aliados del magisterio de Aguascalientes, que se ocupen de sus compañeros y respalden las necesidades que en un momento se lleguen a presentar.
Con el regreso de las clases presenciales, cada día se presentan requerimientos diversos y se necesita la colaboración de las nuevas administraciones municipales para asegurar un entorno sanitario en la afluencia a los planteles educativos.
Asimismo, se necesita que atiendan temas de servicios públicos, de agua potable en las escuelas, drenaje, electricidad, poda de árboles y pinta de árboles, y de esta manera las escuelas estén en óptimas condiciones.
Ramón García Alvizo comentó que con los presidentes municipales salientes hubo una excelente comunicación para hacer gestión y que pudieran llegar los materiales de limpieza y de sanitización para las escuelas de sus demarcaciones.
Respecto al regreso al 100% a las clases presenciales, tal y como lo solicita el Gobierno Federal, el dirigente seccional comentó que el llamado se dirige especialmente a aquellos estados que no lo han hecho, y en el caso de Aguascalientes se coincide con el IEA de revisar plantel por plantel para determinar si es viable o no, porque cada quien tiene sus particularidades.
“No se puede comparar un plantel con mil estudiantes, con uno que tiene 100 o 200 alumnos, entonces habrá que caminar paso a paso, sin precipitaciones para no propiciar un repunte de contagios de COVID-19, porque nadie puede negar que se tiene un avance muy positivo con el regreso presencial”, enfatizó.

¡Participa con tu opinión!