La actual administración estatal cierra con un buen desempeño “a secas” en el tema económico y el nuevo gobierno llega con muchos retos para lo cual será importante que su equipo económico conforme un plan bien estructurado que haga que dependamos más de nosotros como Estado, que de los demás, estableció el presidente del Colegio de Economistas, José Gil Gordillo Mendoza.
En conferencia de prensa, el especialista comentó que el crecimiento económico es el principal reto que tiene en puerta la nueva administración estatal, dados los recientes resultados de la Encuesta de la Actividad Industrial de las Entidades del INEGI donde otra vez Aguascalientes junto con Campeche y Baja California Sur salen con indicadores negativos.
Enfatizó que el cierre de la administración estatal saliente es complejo, sin embargo, en la evaluación este Gobierno en general, entrega buenas cuentas, sobre todo en materia de inversión extranjera directa, ya que este 2022 se comienza a recuperar y se comienzan a inaugurar empresas que se habían anunciado el año pasado.
Asimismo, dijo que la entidad ocupa el sexto lugar en competitividad y en este sexenio se mantuvo cierta estabilidad a pesar de la crisis y los sellos fueron los más de 50 mil empleos formales creados, además de que el estado ocupa el tercer lugar en captación del ahorro; en seguridad está en tercer lugar; y en el tema de salud ocupa el cuarto lugar con mayores médicos con especialidad. “Al final estos factores pueden ser importantes para la promoción económica de la entidad, como un estado de mejor calidad de vida”.
Por lo anterior, resaltó que son muchos los retos que tendrá la nueva administración estatal que encabezará Tere Jiménez Esquivel, entre los que destacan: el reducir la brecha salarial de género, retomar las altas tasas de crecimiento, reducir la población que labora más de 48 horas, mejorar los niveles de ingresos, trabajar más en la eficiencia del agua para la agricultura, en lograr una mayor diversificación de la economía, en la promoción de la inversión local, nacional e internacional y en crear programas de apoyo efectivos. “Debemos enfocarnos en traer empresas que fabriquen chips, en el tema energético, en el de tecnologías de la información, en el lo agroindustrial, así como en ayudar al comercio tradicional”.